Servicios

1. Adiestramiento de perros de asistencia:
¿Cómo se asigna un perro de asistencia a una nueva familia?

Primero y muy importante, conocemos al usuario y a su familia, y mantenemos una reunión con ellos en la que buscamos sobre todo dejar muy claro lo que supone tener un perro en casa y nos aseguramos que realmente están dispuestos a asumir eso, con las responsabilidades que ello conlleva:

• Tendrán que asumir cuidados veterinarios, porque es un animal y como todo ser vivo necesita una atención sanitaria.

• Deberán dedicar un presupuesto a su alimentación.

• También tendrán que atender a las salidas que necesita el perro para realizar sus necesidades fisiológicas y para hacer ejercicio, etc.

Una vez aclarado este primer punto, necesitamos conocer qué tipo de ayudas necesita el usuario. Este segundo paso es muy importante, ya que hemos conocido de todo, desde personas que no se llegaban a imaginar lo que un perro podría hacer por ellos hasta personas cuyas expectativas estaban muy por encima de la realidad, y hemos tenido que recordarles que estábamos hablando de un animal, sobre el que no se puede depositar la responsabilidad de cuidar literalmente de una persona.

Si esta primera reunión cubre las expectativas de todos y todas, comenzaríamos con el proceso de selección del perro y de su entrenamiento específico.

“Buscamos sobre todo dejar muy claro lo que supone tener un perro en casa y nos aseguramos que realmente están dispuestos a asumir eso, con las responsabilidades que ello conlleva”

¿Qué fases tiene el entrenamiento de un perro de asistencia?

Una vez entrevistado el usuario, o la familia (si el usuario es un menor) y conocidas sus necesidades, comenzamos un protocolo que tiene las siguientes etapas:

• Hay una primera fase de selección, donde localizamos, acorde a las necesidades del usuario, un ejemplar con garantías de estar completamente sano. El perro seleccionado viene a nuestra sede para pasar un periodo de prueba de entorno a un mes de duración, para comprobar sus cualidades conductuales. Si no pasa este test comenzamos una nueva búsqueda para otro perro, y en el caso de que fuera apto, pasa al programa de adiestramiento.

• La fase de educación. Ésta es la que ocupa en torno a un 80% del trabajo de entrenamiento de un perro de asistencia. Se trabaja mucho para que el perro se habitúe a entornos tan exigentes como el metro, centros comerciales, calles concurridas, cine, etc.

• La fase de instrucción, donde se trabajan las ayudas técnicas que el usuario requiera en función de sus necesidades, por ejemplo, que el perro nos quite la chaqueta o nos evite que nos lesionemos.

• La fase de acoplamiento, Una vez terminado el adiestramiento del perro, acudimos al domicilio y trabajamos en el entorno del usuario, donde comenzamos un periodo de 2 semanas, para hacer el “cambio de testigo” del manejo del perro de nosotros al usuario.

En la foto se ve 3 momentos del ejercicio. En el primero, el perro está con el peto de trabajo puesto y no atiende a la pelota. En el el segundo se le quita el peto de trabajo. en el tercero, ya sin peto, el peto juega con la pelota

 

• La fase de seguimiento. Durante un año, posterior a la entrega del perro, realizamos visitas trimestrales para comprobar que todo va bien y para solucionar desajustes en la conducta que se pudieran dar en el perro.

“Nos gusta recordar, siempre que tenemos oportunidad, que los perros de asistencia tienen su momento de trabajo cuando están con el peto puesto, pero también tiene sus momentos de ser un perro más que disfruta como otro perro”

¿Cuánto tiempo dura el entrenamiento y educación de un perro de asistencia? ¿Cómo los entrenamos?

El adiestramiento de un perro de asistencia dura aproximadamente un año para completar las fases de: selección, educación, instrucción y acoplamiento.

Nosotros entrenamos a los perros respetando sus necesidades, su naturaleza y sus sensibilidades. Primero trabajamos mucho la relación, el ser alguien para ellos, alguien importante que les cuida y les da lo que necesitan. Después empezamos a enseñarles cosas, y cada perro se entrena de una manera diferente ya que a cada perro le gusta una cosa distinta, y es de ahí de donde tiramos nosotros para motivarle. Al final, el entrenamiento para ellos no es más que un juego donde tienen que pensar y por hacer ciertas cosas reciben aquello que les gusta.

“Entrenamos a los perros respetando sus necesidades, su naturaleza y sus sensibilidades”

¿Y después de entregar al perro?

Nunca perdemos el contacto con las familias, ya que se convierten en grandes amigos por lo que siempre tenemos la posibilidad de volver a ver a nuestros perros.

Realizamos seguimientos programados una vez el perro está en su nuevo hogar y siempre estamos disponibles para dar soporte a las familias en lo que necesiten.

En la imagen se ve a 3 de los adiestradores con uno de los perros de asistencia

 

Para nosotros es muy importante que la convivencia sea buena y que el perro esté sano y feliz.

“Es muy duro separarte de un perro con el que has pasado tanto tiempo y al que tienes tanto cariño, que ha convivido en casa contigo y con tu familia”

“También es un momento muy bonito, ya que comienzas a ver el fruto del trabajo de ambos, perro y entrenador, y ves cómo su nueva familia le está esperando con los brazos abiertos”

¿Cómo se mejora la calidad de vida de una persona con discapacidades físicas o intelectuales con la atención de perros de asistencia?

Los perros de asistencia viven con sus usuarios/as, siendo unos compañeros de vida muy especiales que no solo aportan compañía y cariño, sino que ofrecen mayor autonomía a la persona ya que se les ha entrenado específicamente para aportar las ayudas técnicas y el apoyo emocional que esa persona en concreto necesita.

Estas ayudas técnicas son conductas que el perro aprende y que favorecen y ayudan a la persona a mejorar su calidad de vida, a realizar las actividades del día a día de manera independiente y exitosa, a desenvolverse en diferentes situaciones y a poder participar mejor de su entorno.

Cada perro que adiestramos está entrenado específicamente para una persona y lejos de lo que la mayoría de personas creen, hay muchos tipos de perro de asistencia, atendiendo a las necesidades que cubren y a la persona que acompañan. Nosotros nos centramos a 4 colectivos concretos:

• Perro de Servicio para Niños con Autismo PSNA (TEA).

En la imagen se ve uno de los ejercicios de adiestramiento

 

Las principales ayudas que pueden ofrecer este tipo de perros son:

o la evitación de fugas del niño.

o abortar rabietas.

o abortar autolesiones.

o ayudar con las rutinas del día adía (aseo, recoger juguetes, etc.

• Perro Señal. Esta destinado a personas sordas. El perro les avisa de ruidos: alarmas, electrodomésticos, etc

• Para personas con movilidad reducida, por ejemplo para personas que utilicen silla de ruedas.

En la foto se ven cuatro momentos del ejercicio de como el perro  abre un cajón, coge un objeto del suelo, lo deposita dentro del cajón y luego cierra el cajón

 

Al perro se enseña a:

o traer objetos del suelo (cartera, llaves, etc).

o coger algo del interior de un cajón

o apagar y encender luces

o abrir y cerrar puertas

o ayudar a las transiciones de la silla a la cama.

o quitarse una chaqueta, calcetines, etc

o Etc,..

• Para personas con síndrome de Tourette.

En la foto se ven varios momentos del ejercicio en el que se enseña al perro a detener las autolesiones de la persona cuando tiene un ataque

 

Nos gustaría centrarnos en este colectivo ya que recientemente hemos entregado un perro destinado a un niño con síndrome de Tourette. El perro se llama BLUE y esta dentro de un proyecto denominado: “Proyecto BLUE”. BLUE ha mejorado la calidad de vida de su usuario en lo referente a:

o Ansiedad y estrés.

o Problemas asociados a los patrones de sueño.

o Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC).

o Aumento de autoestima.

o Mejora de socialización.

o Miedos y fobias.

o Autolesiones

¿Qué tipo de vínculo se genera entre las personas con discapacidad y los perros de asistencia?

El vínculo que se genera entre el perro de asistencia y su usuario/a es muy especial, mayor que el que puede haber entre un propietario/a y su mascota, ya que para la persona con diversidad funcional el perro supone un abrir de puertas, una vía para explorar nuevos límites, un apoyo y un amigo incondicional que va a ayudar a eliminar barreras, a mejorar y a crecer juntos viviendo una realidad con nuevas posibilidades.

Se desarrolla una relación bi-direccional en la que el uno le da al otro lo que necesita; al final es una relación de dos, donde sus vidas han cambiado mucho y donde el perro nos regala una gran lección: vivir en el aquí y en el ahora, aprender a vivir y ser felices con lo que tenemos, no juzgar, sino aceptar y tirar hacia adelante.

Por otro lado, para el perro el hecho de cumplir esa función y tener esa labor es algo muy estimulante y gratificante, y le permite reactivar una condición que en la mayor parte de perros modernos está dormida que está muy relacionada con aquello que les hizo hace miles de años acercarse al ser humano y a colaborar con ellos: esto es, tener un roll dentro del grupo, un quehacer, una responsabilidad y una actividad.

“El perro nos regala una gran lección: vivir en el aquí y en el ahora, aprender a vivir y ser felices con lo que tenemos”

 

2. Diseño y desarrollo de programas de IAA (Intervenciones Asistidas con Animales).
¿Para qué tipo de colectivos enfocamos las intervenciones asistidas con perros que desarrollamos en diferentes centros?

En programas de intervención con perros hemos trabajado con múltiples colectivos, tanto personas con desarrollo típico en escuelas, escuelas infantiles, residencias de la tercera edad, etc. como con personas con diversidad funcional, tanto niños como adultos con síndrome de down, discapacidad intelectual, trastorno del espectro autista (TEA), parálisis cerebral…

Las sesiones de intervención que realizamos con estas personas las diseñamos no solo acorde con sus necesidades y dificultades, sino también con sus capacidades y preferencias. Aquí vemos importante desmentir la concepción del “perro sanador”, ya que el perro no puede llevar el peso de ningún tipo de intervención educativa o terapéutica, sino que puede ayudar y apoyar al profesional que lo diseña y funcionar como un gran motivador y un estímulo multisensorial que enriquece la intervención en cuestión.

Vivimos mano a mano con los centros y las familias para trabajar en objetivos individualizados y significativos, que tengan repercusión en el entorno personal y mejoren la vida de las personas.

En la imagen se ve a una niña con discapacidad intelectual tumbada en el suelo junto a uno de los perros de terapia

 

“Vemos importante desmentir la concepción del “perro sanador”, ya que el perro no puede llevar el peso de ningún tipo de intervención educativa o terapéutica, sino que puede ayudar y apoyar al profesional que lo diseña y funcionar como un gran motivador”

 

3. Divulgación

En nuestros estatutos figura como uno de nuestros principales Valores: La vocación de concienciar a la sociedad, a través de la divulgación y de la formación, sobre los derechos de diferentes colectivos y sobre la necesidad de mejorar continuamente las ayudas técnicas y emocionales que se puedan poner a su disposición.

En este sentido, entendemos que podemos colaborar a la hora de insertar, a través de vínculos con sus canales de comunicación (Web, etc.), diferentes contenidos de interés. Poniendo así a disposición de diferentes grupos de interés una serie de contenidos (artículos y vídeos) relacionados con (entre otros):

• Legislación y evolución de la normativa del Perro de Servicio.

• Las utilidades del Perro de Servicio.

• Las posibilidades de acceder a un Perro de Servicio.

• Su entrenamiento para los distintos colectivos.

• Cómo se realizan las sesiones de adaptación del Perro de Servicio a al usuario final y a la familia.

• Experiencias y eventos relacionados con los usuarios y el Perro de Servicio.

• Fases de seguimiento post-entrega y entrenamiento adaptativo continuo.

• Psicología canina.

• Etc.

Acto de divulgación 1

 

Acto de divulgación 2

 

4. Formación

Consulta nuestra sección de Formación en el enlace que se abrirá al hacer click en este párrafo